NUEVO Magnesio + Calcio

El magnesio es un mineral clave para producir energía y está presente en todos los tejidos de nuestro cuerpo, fundamentalmente huesos y músculos. Algunos ingredientes que suponen una fuente de magnesio son la espinaca, el perejil o el arroz integral. Su carencia produce síntomas negativos para la salud ya que rompe la cadena que proporciona otros minerales. Entre estos síntomas encontramos pérdida de apetito, dolor de cabeza, náuseas y debilidad. No obstante, si esta deficiencia se prolonga en el tiempo puede ser peligroso ya que lleva a sentir entumecimiento y hormigueo, contracciones musculares y calambres, convulsiones, etc.

Para evitar esto, la suplementación de magnesio puede convertirse en tu aliado natural. A continuación te explicamos algunas de sus propiedades más importantes.

  1. Aporta un plus de energía: este mineral interviene en el transporte de glucosa a los músculos y reduce el ácido láctico que se acumula en los músculos cuando hacemos ejercicio causando fatiga. De esta forma, nos ayuda a aumentar nuestro rendimiento físico. De hecho, dependiendo de la actividad física en cuestión, nuestro cuerpo puede exigir una cantidad extra de magnesio de entre el 10 y el 12% ya que este participa en tareas tan importantes como la captación de oxígeno, la producción de energía y el equilibrio de los electrolitos.
  2. Relaja los músculos: evita y trata calambres, agotamiento, lesiones y contracturas. De hecho, reduce el ácido láctico que se acumula en los músculos durante el ejercicio físico provocando cansancio, lo cual permite a nuestros músculos recuperarse más rápido.
  3. Fortalece los huesos: el magnesio está estrechamente relacionado con la densidad ósea. Tanto es así que una deficiencia de este mineral puede suponer un riesgo de padecer osteoporosis, de modo que es fundamental para mantener nuestros huesos sanos, ya que además interviene en la absorción del calcio.
  4. Actúa como un antiinflamatorio: Algunos estudios han confirmado que existe una relación inversa entre el nivel de magnesio en el cuerpo humano y el nivel de proteína C reactiva (PCR), un marcador de inflamación. De hecho, tiene un gran efecto calmante en el síndrome pre menstrual y el dolor menstrual, que afecta a más del 80% de las mujeres en edad reproductiva: la retención de líquidos, el cansancio, los dolores abdominales o la irritabilidad son algunos de los síntomas de esta dolencia.
  5. Es antiestrés: el magnesio interviene en las transmisiones nerviosas y contribuye al buen funcionamiento de las neuronas. Cuando nuestro nivel de magnesio es adecuado tendemos a experimentar un estado anímico positivo, a sentirnos más relajados y alegres, ya que interviene directamente con la producción de serotonina: la hormona que nos hace sentir bien psicológicamente.

El potasio es también fundamental en la salud muscular, evitado calambres y contracturas, pero además fortalece nuestra salud cardíaca y mejora el funcionamiento de los riñones y las glándulas suprarrenales, que regulan el estrés y la producción de energía. Cuando el nivel de potasio no es suficiente en nuestro organismo en general coincide con un exceso de sodio, ya que ambos minerales deben estar en equilibrio en el organismo. También se relaciona con la falta de magnesio y los síntomas de déficit son similares, debilidad muscular y cansancio, aunque llevados al extremo puede causar fallos en el ritmo cardíaco y parálisis musculares. Por estos motivos, la suplementación de potasio se recomienda sobre todo a deportistas que pueden perder potasio mediante el sudor, personas que tomen de demasiada sal y personas que hayan tomado antibióticos o diuréticos por un periodo de tiempo largo.

Estas son los principales efectos del potasio en nuestra salud:
 

  1. Regula la presión y tensión arterial: la falta de potasio puede aumentar el riesgo de hipertensión y por tanto otras enfermedades del corazón como las arritmias. Para evitar esto, es aconsejable vigilar el consumo de sal y optar por una suplementación de potasio. Esta cualidad se potencia en combinación con el magnesio, ya que este segundo mineral también refuerza la salud cardiovascular.
  2. Refuerza la salud de músculos y huesos: este mineral alcaliniza la sangre, evitando así la pérdida de masa muscular y de densidad ósea. De hecho, un estudio realizado recientemente demostró que un grupo de personas que tomaban 5.266 mg de potasio al día tenían de media 16kg más de masa muscular magra que aquellos que no lo hacían. Además, tradicionalmente se ha incluido en dietas deportivas ya que interviene en la recuperación muscular tras hacer ejercicio.
  3. Mejora el funcionamiento de los riñones: el potasio ayuda a mejorar el riego sanguíneo de los riñones, permitiendo así que estos desarrollen con éxito sus funciones, filtrando mejor la sangre y previniendo la aparición de piedras en los riñones.
  4. Es un desintoxicante natural: a nivel renal es muy importante ya que contribuye a eliminar el exceso de sal, líquidos y toxinas en el organismo. También se ocupa de que las células estén bien hidratadas y nutridas.
Ingredientes

Dicitrato de tri-magnesio (anhidro), citrato de tripotasio monohidrato, caparazón de la cápsula (hidroxipropilmetilcelulosa)

Valor nutritivo por dosis diaria
Energia [kJ] 5
Grasas [g] 0.009
de los cuáles ácidos grasos saturados [g] -
Carbohidratos [g] 0.009
de los cuáles azúcar [g] 0.009
Proteinas [g] 0.009
Sal [g] 0.009
Fibra [g] -
Nota

La dosis recomendada no debe excederse. Los suplementos alimenticios no son sustitutos de una dieta equilibrada y variada y de un estilo de vida saludable. Mantener fuera del alcance de los niños. Almacenar en un lugar fresco y seco.

Dosis recomendada

Tomar 3 veces al día – 2 cápsulas con suficiente líquido durante la comida.

Número de artículo: VV-VITA-119